Maritormes

home    message    submit    archive    theme
©

¿Dónde está Dios, aunque no exista? Quiero rezar y llorar, arrepentirme de crímenes que no cometí, gozar por ser perdonado como una caricia no propiamente maternal. 

El libro del desasosiego, F. Pessoa